jueves, 11 de mayo de 2017

Banderas de nuestros padres (Flags of Our Fathers) 2006

Durante la batalla de Iwo Jima, un grupo de marines norteamericanos levantan la bandera de EE.UU., en el suelo conquistado. La foto que se hace del momento se hace tan famosa que el gobierno invita a los marines sobrevivientes a una gira por EE.UU., para que la gente compre bonos de guerra que permitan terminar la guerra contra japón.

Basada en la novela de James Bradley y Ron Powers, emotiva reconstrucción de los acontecimientos sucedidos durante y después de la batalla de Iwo Jima, una de las islas de Japón que los marines norteamericanos conquistaron para derrotar a los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico. Dirige el célebre actor Clint Eastwood, con la habilidad propia que tiene en esta su otra faceta de director. La batalla es espectacular, muy bien recreada, con la técnica realista de recreación de batallas (de la Segunda Guerra Mundial) que surgió básicamente del molde creado por 'Salvar al soldado Ryan' (1998) de Steven Spielberg, de tan realista que dolía, y en esta ocasión el realismo sigue presente y por momentos deja boquiabierto. Uno de los requisitos para ello es que te tiene que gustar el cine bélico, claro está.

Junto a las escenas de la batalla, vemos de forma paralela la odisea, realmente se nos muestra así, que tuvieron que pasar los tres soldados sobrevivientes durante su gira por EE.UU., por cierto en una recreación de la sociedad civil de la época, los grandes estadios de la gira, los edificios, los trajes, los automóviles, que parece perfecta. Se deja claro la verdadera historia de la bandera: fueron dos izados. El primero surgió espontáneamente por un grupo de soldados. Luego, un político quiso la bandera para sí, la quitaron, y volvieron a izar otra, esta vez por un grupo de soldados diferentes. Este segundo izado con otra bandera es la foto que quedó como oficial. Los izados se hicieron a los cinco días de iniciarse la lucha, y la batalla duró unos 30 días más, donde murieron la mayoría de los protagonistas de los dos izados de la bandera. La película lo dice claramente pero tampoco es que se ocultase nada, los mismos soldados contaban claramente como fue. Con esta base de la bandera se cuenta realmente lo importante, la vida de los soldados que lucharon, vivieron o murieron en la batalla de Iwo Jima, conquista que fue clave para ir derrotando a Japón poco a poco aunque al final la solución fue tirar las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki.
De los tres soldados supervientes del izado, uno de ellos es indio, un excelente Adam Beach (1). Soldado que comprende que no vale para nada que luchase por su país, porque en su país las cosas no cambian y a pesar de las falsas apariencias, siempre será un "piel roja" para los blancos. De los tres es el que seguiría siendo algo más popular, pero no le sirvió de nada en su vida. De personalidad traumatizada por la guerra, caía fácilmente en el estigma de su tribu, el alcohol. Jesse Bradford y el enfermero Ryan Phillippe son los otros dos a los cuales la fama les complica la existencia más que favorecerles, y a ninguno les sirvió de nada la experiencia. Es chocante comprender cómo una foto, convertida en un icono gráfico de la guerra, pueda hacer olvidar la faceta humana de aquellos que la izaron, y en vez de descubrir un mundo "perfecto" queda la realidad pura y dura: los intereses mediáticos del poder frente a las acciones y la memoria de los que dieron su vida por la libertad. Eastwood muestra la realidad tal como es, de forma objetiva, y que cada cual saque sus conclusiones.
Junto a 'Bandera de nuestros padres', Clint Eastwood dirigió también ese mismo año 'Cartas desde Iwo Jima', pero esta vez narrando el lado japonés de la batalla y rodada en japonés.

Duración aproximada: 135 minutos.

Nota (1): cara conocida también gracias a su trabajo de detective de policía en la serie de televisión Ley y orden: Unidad de víctimas especiales, temporadas 8 y 9. En cuanto a los dos siguientes, Jesse Bradford salió en aquella de terror juvenil donde un asesino se dedicaba a matar vírgenes, 'Cherry Falls' (2000), y su compañero de batalla Ryan Phillippe en 'Sé lo que hicisteis el último verano' (1997), o protagonizando la de niños ricos 'Crueles intenciones' (1999) junto a Sarah Michelle Gellar, la cazavampiros de la serie Buffy, cazavampiros (1997–2003) y que en esa ocasión era una pérfida niña rica de "crueles intenciones".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

De aquí a la eternidad (From Here to Eternity) 1953

El soldado Prewitt (Montgomery Clift) llega a su nuevo destino a un cuartel del ejército en Hawái. Además de soldado es también músico, toca...